Razones acerca de Virgilio cómo guía de Dante en la Comedia

Por Aquiles Acosta

Se dice que Dante escogió como su guía al poeta y autor Virgilio porque sentía gran admiración por la literatura que el escribía y en especial la epopeya de “La Eneida”, obra que repercute en una serie de referencias en la obra de Dante, quien consideraba al poeta romano como su maestro.

En todo el recorrido que los dos dan en cada círculo, aparecen personajes y criaturas provenientes de la cultura clásica. La primera vez que Virgilio aparece ante Dante es cuando se encuentra acorralado por tres fieras que representan a los pecados capitales, dice Pedro Sanz Abad:

¨(…)En los primeros versos del poema el poeta (Dante) se halla solo,  desorientado, deseoso de marchar hacia la colina donde brilla el sol, que es la virtud, pero acosado por la pantera de la lujuria, por el león de la soberbia y por la loba de la avaricia, empeñados en lanzarle hacia el paraje donde el sol no luce, hacia el pecado, que es la perdición eterna. Retrocede, desfallece, va a caer, pero surge Virgilio, la razón precursora de la fe¨ (pág 270)

Virgilio logra ahuyentar a las bestias e inmediatamente comienza la trayectoria con su protegido. Sugiere Sanz Abad entonces que la razón ¨disipa al pecado y encamina a la fe¨ (Beatriz). Al llegar a las puertas del Infierno y leer las inscripciones que aterrorizan a Dante es su maestro quien continuamente mitiga sus nervios y temores, haciendo notar inmediatamente al lector la confianza que tiene sobre él, pues Dante aunque llega a cuestionar en un principio el querer entrar por las puertas del Infierno, es Virgilio quien con su elocuencia logra terminar de convencer al autor.

Dentro de la obra que abarca el espacio infernal, Dante insertó a Virgilio en un lugar conocido como ¨El Limbo¨ sitio donde se encuentran los no bautizados, esto se refiere a que el poeta sin haber sido pecador, esta en el infierno porque nació antes de Cristo:

¨(…)Pues quiero que sepas, antes de ir más adelante, que no son pecadores, pero que los méritos que puedan tener no les bastan, porque no recibieron el bautismo, que es la puerta de la Fe que tu profesas. Y si existieron antes del Cristianismo, no adoraron a Dios como es debido; y yo mismo me cuento entre ellos. Por esta falta, no por ningún otro crimen, estamos condenados, y nuestra única pena es vivir con un deseo, sin esperanza de conseguirlo.¨ (pág 19)

Se hace notar a lo largo del pasaje infernal que recorren ambos personajes que Virgilio aparte de ser una figura protectora para el protagonista también es gran conocedor de los pasillos infernales, describiendo con detalles y realizando acciones que permiten continuar el camino, algo curioso a destacar, pues no se llega a mencionar si los integrantes del Limbo (lugar donde pertenece Virgilio por no haber sido bautizado por el cristianismo) pueden visitar a gusto los diferentes círculos del Infierno sin sufrir sus castigos. O si por otro lado se trata de la gracia divina otorgada por Beatriz que permite solo durante el viaje conocer y saber la temática de cada rincón del averno.

Ejemplos de estos pasajes en los que Virgilio se destaca por su rol como protector los tenemos en el tercer circulo, en el que es él quien sabe como dominar al Cerbero para poder pasar a través de su custodia). El autor romano es una figura que a diferencia de su protegido no parece mostrar signos de debilidad, sorpresa o miedo frente a las figuras que se encuentran en el infierno, pues es frecuente en la obra que las almas condenadas se acerquen a Dante tratándose este de un alma con cuerpo merodeando por los círculos del pecado, y este ni se inmuta por su presencia, más bien las espanta o si es el caso explica el motivo de su viaje. Todo esto nos da a entender de cierto modo que Virgilio representa también al razonamiento, pues conoce de forma precisa que hacer en cada situación que se presenta sin necesidad de perder la calma, a diferencia de Dante quien, presa de los horrores presentes en el Infierno no tiene más remedio que acudir continuamente a su maestro.

Comenta Jorge Luis Borges en su estudio preliminar a la obra de Dante:

¨Surge Beatriz y desaparece Virgilio porque Virgilio es la razón y Beatriz la fe. También según Vitali, porque a la cultura clásica sucedió la cultura cristiana¨ (pág 26)

Se concluye entonces que Virgilio se trata del ideal que encarna a la razón, permitiendo esta a los hombres mantener los valores y las conductas que junto a la fe encaminan a Dios, por eso el personaje de Virgilio es la contraparte de Beatriz y desaparece cuando ya el hombre (Dante) ha logrado superar el pecado (Infierno) Sanz Abad menciona:

¨Virgilio representa el poder de la naturaleza humana, abandonada a sus propias fuerzas, que, cuando no está perturbada por las pasiones marcha con paso firme hacia la verdad, dirigida por la luz de la razón¨. (pág 266) Es Virgilio entonces el hombre sin pecado, que pudiendo pensar con libertad consigue de manera fácil e inmediata la verdad, siendo sinónimo de Dios.

Argumento inicial: http://literaturaterranova.blogspot.com/2013/12/la-divina-comedia-de-dante-alighieri-la.html

 

 

Referencias:

  • Presencia de Virgilio en la Divina Comedia – SANZ ABAD P : http://riubu.ubu.es/bitstream/10259.4/1792/1/0211-8998_n175_p266-280.pdf
  • Estudio Preliminar – Jorge Luis Borges. (1977). La Divina Comedia . México: Editorial Cumbre.
Anuncios

Un comentario en “Razones acerca de Virgilio cómo guía de Dante en la Comedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s