Persistencia del Mito Artúrico en la Literatura

Arturo, personaje icónico en la literatura europea influenciado por la cultura céltica que marcó un hito en la historia. No hay vestigio de su existencia, pero sin embargo su figura ha creado todo un imaginario.

El imaginario artúrico tine un papel clave en la literatura medieval europea por la cantidad de relatos que se crearon. En el nivel literario ésta narración sería un paradigma de intertextualidad aunque el auge se produce a partir del siglo XII. Parece estar ligado con una necesidad a la búsquedad de una legitimación religiosa de las monarquías feudales.

Las primeras referencias literarias del ciclo autúrico están vistas en el siglo XI, escritas en galán. Posteriormente en su apogeo en el siglo XII empiezan a salir las obras escritas en francés  latín.

El libro negro de Caermathen (siglo XVII – XVIII) es uno de los poemas más antiguos en la legua culta galesa sobre el Rey Arturo y El Mago Merlín.

El libro rojo de Hergesuno es uno de los manuscritos medievales de la literatura galesa e incluye una copia del poema artúrico Brut, un relato de Mabigoni y poesías de algunos barelos importantes.

El libro Blanco de Rydderch pertenece al manuscrito Mabinogion, en uno de sus relatos es puramente influenciado por la leyenda artúrica, según la versión de Geoffrey de Monmouth que posteriormente fueron recogidos por Chétren de Froyes y los relatos son Owain, neu larilles, ffynnon, paredur fab efrog y geranaint ec unid.

Estos textos fueron la primitiva de la literatura del mito artúrico influencida por los antiguos bardos galeses, y leyendas célticas. Posteriormente con la introducción del amor cortés inicia otra corriente literaria determinada por este florecimiento de este nuevo concepto poético.

De los escritores de la época destaca Chrétien de Troyes, impulsor de la cristianización de la leyenda de Arturo, porque se le atribuye la inclusión del Santo Grial en el relato artúrico.

Los romances del siglo XII presentan un cambio en el rol, a partir de Chrétien de Troyes, donde Arturo ya no presenta un papel puramente protagónico, la literatura de este siglo se empieza a centrar más en otros personajes que en Arturo.

Renaut de Beaujeu, autor de  «Le bel Inconnu», que relata la historia de Sir Gingalain. Un poema compuesto a final del siglo XII. El escritor francés se hizo evidente posteriormente en toda la narrativa europea y en especial en autores como Wolfram von Eschenbach cuyo mayor logro fue Parzival, poema épico del siglo XIII que toma el mismo argumento que la obra de Chretién de Troyes denominada Perceval, el Cuento del Grial.

A partir de estos autores los textos se concentran en dos líneas narrativas diferentes. Por un lado las relacionadas con la búsqueda del Santo Grial, emprendidas por los caballeros del Rey Arturo, y por el otro las que relatan la propia historia del Grial.

Desde la cristianización del mito, con el cuento Grial, empiezan a salir relatos como  el Perlesvaus, en el que se trata de la demanda del Santo Grial. Y a partir de este inicia un grupo de llamado de Vulgate (también conocida como Lanzarote-Grial o Pseudo-map), consta de los siguientes romanos: Lancelot (Lanzarote), y Estoire del Saint Graal, Mort Artu y Estoire de Merlín.

La novela artúrica también tuvo paso en Alemania e Inglaterra. El libro la muerte de arturo publicado en Inglaterra (a veces publicado con el nombre Le Morte d’Arthur) , que es la versión de Sir Thomas Malory sobre la historia del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda, es la única obra literaria inglesa escrita entre Chaucer y Shakespeare, que continúa siendo ampliamente leída. El brillante cierre artúrico de la Edad Media en Alemania fue protagonizado por las varias obras del siglo XV de Ulrich Fuetrer, antes de perder buena parte de su atracción para los espíritus de los pueblos europeos por algunos siglos, obsesionados entonces por el clasicismo

Los siglos XVI, XVII y XVIII fueron menos abundantes en producción literaria referida a Arturo y sus caballeros. Lord Tennyson abordó los mitos artúricos en varias obras, estando entre las más citadas La dama de Shalott y los Idilios del rey, obra que ilustró Gustave Doré. En esta época se hizo ampliamente conocida la obra de Malory, que represento muy claramente la leyenda de arturo de manera clásica, casi como sus inicios.

El siglo XX ha aportado una enorme cantidad de títulos basados en la leyenda o sus personajes, especialmente desde la década de 1930, y de una forma más acusada en los últimos 30 años, al albur del éxito del género de novela histórica, al que contribuyó sin duda la enorme proyección de ventas de Las nieblas de Avalón de Marion Zimmer Bradley (1982). El mito artúrico es una tradición literaria que ha inspirado a miles de autores y sigue inspirando continuamente con el pasar de los días.

Yara Díaz

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Materia_de_Breta%C3%B1

http://www.auladeletras.net/material/arturo.pdf

https://es.wikipedia.org/wiki/Rey_Arturo#El_nombre_de_Arturo

Anuncios

Un comentario en “Persistencia del Mito Artúrico en la Literatura

  1. Es urgente que revises el texto pues tiene demasiados errores ortográficos, de grafía de nombres propios y hasta uno electrónico que te convirtió un par de líneas en jeroglíficos. Por favor revisen antes de publicar sus posts.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s