la moaxaja, lírica medieval

Por Miguel D´Annunzio 

No  puede considerarse implícitamente a ninguna cultura como homogénea, es necesariamente la propia consolidación de una heterogeneidad, por esto, toda la participación del proceso de conquista en  la península ibérica, con la llegada de los conquistadores árabes en siglo VIII, Configuró a su población en una diversidad de grupos etneos.  Es decir, con la multiplicidad de interacción inevitable entre las comunidades cristianas, árabes, judías, neo-cristiana y neo-musulmana se organizó un intercambio cultural, originando una reciprocidad lingüística entre dos lenguas: el árabe ya sofisticado y conquistador, con el romance todavía vulgar y conquistado,  haciendo del romance una lengua utilizada incluso en los ambientes gubernamentales, y del árabe una lengua de ascensión social pero también de uso indiscriminado en la literatura escrita u oral de la región. De modo que esta mescla cultural y esta utilización del bilingüismo caracteriza principalmente a la cultura peninsular Al-Ándalus

Los árabes que entraron en España trajeron consigo la poesía árabe tradicional oriental. Esta poesía, cuyo origen se sitúa en el siglo IV, tenía una métrica rígida, con tres características esenciales: era un poesía monorrima, uniforme (los poemas no estaban divididos en estrofas, sino que constaba de un número de versos entre treinta y ciento cincuenta), y con una temática principalmente racial; composiciones que el poeta no escribía, sino que dictaba a sus discípulos y rapsodas para que las memorizaran.

Hubo dos hechos importantes que hicieron que la poesía árabe tradicional oriental derivara en un nuevo tipo de poesía: la existencia de una sociedad multirracial y bilingüe. Multirracial porque en Al-Ándalus convivían tres culturas diferentes judía, árabe y cristiana pero unidas en su concepción religiosa: la existencia de un solo dios Yahvé, Alah, Dios cristiano. Bilingüe, ya que se hablaba el dialecto romance junto al árabe. Tres formas de ver la vida, tres libros sagrados La Tanaj, El Corán, La Biblia, tres formas de expresión escrita que provocan, a lo largo de los siglos de convivencia, la separación paulatina de la lírica tradicional árabe y la aparición de un nuevo tipo de poesía: la moaxaja, la jarchas y el zéjel.

Tomando en cuenta el contexto histórico de La conquista de los árabes en la península ibérica, en principio planteo en su debut un problema de comunicación entre las variedades lingüísticas de la Península. Pues,  aparte del uso de la lengua árabe clásica, se formó un dialecto árabe que llevaba a dentro los elementos de todas las lenguas usadas en Al-Ándalus un substrato latino o románico con cierta abundancia de ¨romancismo¨ o palabras de origen latino. Este dialecto que se llamó hispano-árabe de la cual se produjo una literatura que nos ha llegado a través de la moaxaja.

A partir de entonces la base vocal de la composición musical poética es la Moaxaja,  rompe con la métrica rígida de la árabe originaria de Oriente, la poesía de los nómadas del desierto y se impone rápidamente, siendo trasladada posteriormente durante el esplendor de Al-Ándalus  hacia aquellas lejanas tierras. El último verso de la moaxaja se escribe en lengua romance y se le conoce con el nombre de jarcha quiere decir salida. A partir de la moaxaja, se deriva el zéjel, caracterizado por expresarse en lengua romance o dialecto andalusí popular, a lo que debe su mayor calado en todos los estratos sociales.  Toda esta producción literaria, y sobre todo los zéjeles tienen reflejo y traslado a las culturas vecinas como la castellana, italiana o franca, siendo la base de los cantos trovadores iniciados en Francia por el cortesano Guillermo de Aquitania o las cantigas de Alfonso X en Castilla.

Los moaxajas no solo son el registro de una consolidación lingüística y cultural, sino sobre todo una variación en la composición y la estructura de una forma poética tradicional árabe, producto de un cambio estético y estilístico de un tipo de poesía. Presenta una estructura muy precisa, que sólo admite muy pocos cambios o variantes que  al contrario de los poemas tradicionales árabes, que se forman de estructuras monorrimas y de versos largos cuantitativos, la moaxaja es más breve, y tiene un número limitado de versos cortos polirrímicos y de naturaleza cualitativa, es decir, basados no en el sistema de sílabas largas y breves, sino en el acento tónico. Y evidentemente una notable variación entre la composición de un poema tradicional árabe, ya que la moaxaja estaba   Compuesto de cinco o seis estrofas, cada una de ellas dividida en dos partes: una, con rima común y otra, con rimas y estructuras iguales a la jarcha, El poema termina siempre con una estrofa  de rima común o vuelta. Esta última estrofa se llama en árabe jarcha o salida o markaz, centro o estribillo.

Por otro lado,  las jarchas es la base sobre la que construye la moaxaja. Algunos estudiosos llegan incluso a afirmar que la jarcha es anterior a la moaxaja, y de distinto autor. Esta teoría se basa en la variación temática de la segunda respecto a la primera. Mientras que las moaxajas eran composiciones destinadas a un protector, las jarchas están constituidas por lamentos del amor femenino, casi siempre causados por la ausencia del amado y a veces vertidos en presencia de una confidente como la madre o las hermanas. El amor es el pretexto y el tema: no hay alusiones ajenas al sentimiento, expresado en forma directa, abierta, con profusión de interjecciones y preguntas que contribuyen a crear el clima apasionado.

Ya habiendo determinado la compasión formal y temática de la moaxaja podemos establecer, en general,  una separación provisionalmente entre la lírica árabe y la románica usando los pasos siguientes: pues en la lírica árabe andaluza parece el amor como tema principal, como pilar fundador en que se plantea todo el texto poético. Se puede decir dentro de este contexto que la moaxaja marca una casi ruptura con los largos versos  y formula un nuevo modelo que es más breve y directo. Mientras que en la lírica románica hay una variedad de temas que pueden ser de temas amorosos, descripciones de la naturaleza, etc. Sin embargo, comparten con la lírica árabe en su forma breve.

Anuncios

Un comentario en “la moaxaja, lírica medieval

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s