Carlomagno y El Cantar de Roldán

aq32j4q3h5pprynee1zv6phk

Por Aquiles Acosta:

Carlomagno (nacido en Bélgica entre 742 y 748) fue un rey nominal de los lombardos (pueblo germánico originario del norte de Europa que se asentó en el valle del Danubio) y rey de los francos (comunidad de pueblos establecidos en el Limes, actualmente Bélgica y norte de Francia.

En la obra del Cantar de Roldán (obra narrada durante los de la batalla de Roncesvalles), Carlomagno (en ese momento rey de los francos) representa una figura parental para el héroe épico de este canto elaborando en el caballero una especie de especial intención por hacer cumplir sus deseos de dominación territorial, así como también una pieza clave para realizar su voluntad. Carlomagno causa en el personaje de Roldán una necesidad de hacerse valer y representarlo, siendo en el proceso alguien sumamente orgulloso, pues el deseo de este caballero es demostrar que su rey como un ser que siempre cumple lo que se propone y que no se le debe llevar la contraria. Tal es la intención de Roldán por aclamar a tal persona que comete la hamartía de no llamar por su ayuda al final del cantar. Es bastante curioso que, llega a evidenciarse que tal comportamiento se da porque Roldán sirve como una especie de escudo o protector que impide acercarse a Carlomagno, como se presenta por medio del personaje de Ganelón:

¨Mucho me asombra Carlomagno que está canoso y viejo; en mi opinión tiene doscientos años o más. Ha fatigado su cuerpo por tantas tierras; ha recibido tantos golpes con lanzas y azconas y a tantos reyes poderosos ha llevado a mendigar. ¿Cuándo se cansará de hacer la guerra?

Esto no será —dijo —, mientras viva su sobrino. No existe otro vasallo como él bajo el cielo; y muy valiente es su compañero Oliveros. Los doce pares que Carlos tiene en tanta estima forman las avanzadas con veinte mil caballeros: Carlos está seguro, pues no teme a ningún hombre.¨

El factor de la lealtad y respeto total que infunde a sus súbditos lo forman como un personaje intocable por otros. Sus tropas militares recalcan en todo momento vivir para su majestad, no cuestionar sus órdenes obedeciendo en todo momento a su voluntad y proteger su reino frente a todas las cosas.

Por otra parte, Carlomagno presenta en esta obra un carácter indirectamente sobrenatural, el cual se presenta en los presagios que el rey tiene en forma de sueños, sirviendo esto como una especie de oráculo divino que permite anunciar los hechos que se avecinan, siendo estos curiosamente negativos (guardando similitudes por ejemplo al mito de Casandra y su capacidad para predecir el futuro):

¨Por la noche Carlomagno tiene dos sueños que le pronostican desastres (…) Carlomagno, al ver que los enemigos han muerto, da gracias a Dios y, como ya es muy tarde, acampa a orillas del Ebro; y por la noche tiene otros dos sueños premonitorios.¨

Anuncios

Un comentario en “Carlomagno y El Cantar de Roldán

  1. Interesante tu visión de Carlomagno como figura del Cantar de Roldán (hay algunos detalles redaccionales y metodológicos que se podrían depurar), pero el objetivo de la investigación era la percepción de Carlomagno en su perfil histórico, para poder cotejarlo con su ficción en el poema francés. ¿Podríamos complementar esto con aquello?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s