Cantar de los Nibelungos

Por Samuel David Brochero:

Los nibelungos son un pueblo mitológico perteneciente a los pueblos germánicos y sus leyendas. Son un pueblo de enanos oscuros que explotan metales preciosos y son gobernados por el príncipe Nubelong (nombre en alguna de sus traducciones).

El cantar de los Nibelungos es un una poesía épica de origen germano dividida en 39 cantos. Fue transcrita del alto alemán medio (alemán rustico antecesor del alemán moderno) en el siglo XIII en territorios de Austria. Hipótesis afirman que las aventuras de Sigfrido se asocian con los hechos históricos correspondientes  al hundimiento del reino burgundio a mano de los humos en  el 436. Se maneja también que puede responder a las batallas sangrientas que aniquilaron a los mevoringas.

Este cantar relata  muchas de las leyendas vigentes a cerca de los pueblos germánicos. Dichas leyendas son elaboradas con la intención de dar concepciones con respecto a los  hechos históricos y creencias mitológicas.  El cantar de los nibelungos se convertiría en la epopeya nacional alemana, junto con obras  literarias como  Cantar de mío Cid en España y el Cantar de Roldán en Francia.

A continuación un breve y general resumen de la obra.

En el Cantar de los nibelungos se narra la gesta de Sigfrido, un cazador de dragones de la corte de los burgundios, quien valiéndose de ciertos artificios consigue la mano de la princesa Krimilda. Sin embargo, una indiscreción termina por provocar una horrorosa cadena de venganzas. El traidor Hagen descubre que Sigfrido no es invulnerable, por haber sido bañado con la sangre de un dragón, salvo en una pequeña porción de su espalda donde se depositó una hoja de tilo y la sangre no tocó su piel. Aprovechando este punto débil, le mata a traición en un arroyo. Pocos años después Krimilda se refugia en la corte del rey Etzel (Atila) al acceder casarse con él y deja pasar el tiempo, hasta que en un banquete convocado por Etzel, tras una horrenda carnicería, Krimilda consigue vengarse, sus hermanos Geiselher y Gernot son asesinados y Gunter y Hagen capturados. Finalmente ordena decapitar a su hermano Gunter buscando la forma de conseguir que Hagen confiese dónde ocultó el tesoro de los nibelungos, pero al negarse este, Krimilda toma la espada de Sigfrido y lo decapita. Hildebrando de Berna y el rey Etzel contemplan la escena e Hildebrando, entrando en cólera por la vil muerte del aguerrido Hagen, toma su espada y corta a Krimilda en dos.

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Cantar de los Nibelungos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s